La familia Ruiz-Mateos de nuevo a los Tribunales

La familia Ruiz-Mateos de nuevo a los Tribunales

0

La familia Ruiz-Mateos de nuevo a los TribunalesVía abierta para juzgar a parte de la familia Ruiz-Mateos. La Magistrada de adscripción territorial, María Pascual, quiere sentar en el banquillo a cinco de los hijos de José María Ruiz-Mateos (Zoilo, Alfonso, Pablo, Javier y Álvaro), junto a dos de los representantes legales de la sociedad Calwell Alliance, Zoilo Pazos Jiménez —sobrino del empresario gaditano— y Nicolás Faure, por una presunta estafa de casi 14 millones de euros en la compraventa del hotel Eurocalas en Mallorca. La causa deriva de una querella interpuesta en 2011 por un empresario (Inversiones Grupo Miralles) contra José María Ruiz-Mateos, fallecido, y los miembros de la familia anteriormente aludidos.

Todo se remonta a una operación realizada en Mayo del año 2006, momento en el que Calwell acordó comprar el hotel Eurocalas, propiedad de la entidad Bastimentero, por 23,67 millones de euros. Supuestamente, para acometer la compraventa los adquirientes habrían puesto una suerte de falsos avales con el objetivo de engañar al vendedor, y realizar la adquisición en pagos aplazados, unos pagos que, finalmente, nunca se harían completamente efectivos. Así, en un primer momento únicamente se pagaron 780.000 euros; el abono de los más de 22 millones restantes sería satisfecho a través de pagarés mensuales que, en principio, estaban garantizados por la sociedad Montumo, por José María Ruiz-Mateos, y por todos sus hijos varones.

Aunque en un comienzo las cuotas mensuales sí que se fueron abonando, en verano de 2010 los pagos quedaron interrumpidos. Ya en Enero de 2011, «dados los problemas de cumplir el calendario de pagos«, las partes acordaron rebajar las cuotas mensuales a la mitad durante un periodo de dos años, sustituyendo el aval de Montumo por el de Clesa, empresa que apenas dos meses después entró, como se sabe, en concurso de acreedores.

La cantidad que según el querellante está pendiente de pago asciende a un total de 13,93 millones (12,81 más los intereses y las actas de Agencia Tributaria).

El Auto señala además que se proyectó una falsa imagen del estado real de las empresas del grupo con el objetivo, presunto, de enriquecerse. En palabras de la propia Jueza:

«Existen indicios racionales de una gestión desleal por parte de los querellados”. Asimismo califica su manera de actuar como un «proceder habitual«, manifestado que los Ruiz-Mateos, al carecer de patrimonio y/o activo alguno con el que responder, «eran perfectamente sabedores de que no podrían restituir el hotel Eurocalas en las condiciones fijadas«.



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*