Nueva Rumasa: El Proceso Judicial sigue su curso

Nueva Rumasa: El Proceso Judicial sigue su curso

0

El Juez de la Mata procesa a los seis hijos de Ruiz-Mateos por los pagarés de Nueva Rumasa

ANR2El proceso judicial por el caso Nueva Rumasa y el presunto fraude relativo a la emisión de pagarés del Grupo continúa en la Audiencia Nacional. Así, en Auto de transformación a procedimiento abreviado, con fecha 16 de enero de 2017, el Juez José de la Mata estima conveniente:

  1. Proceder contra los seis hijos varones del empresario José María Ruiz-Mateos por hasta ocho presuntos delitos de estafa cualificada, alzamiento de bienes, blanqueo de capitales y contra la Hacienda pública.
  2. El sobreseimiento de la causa contra Teresa Rivero Sánchez –esposa de José María Ruiz-Mateos–.
  3. Dar traslado de las actuaciones a las más de cincuenta acusaciones que están personadas, con el objetivo de que formulen escrito de acusación, o la práctica de diligencias con carácter excepcional.

En su escrito, el Juez relata de manera pormenorizada cómo en el año 2009, ante la situación insolvencia que presentaban las empresas del Grupo, sus responsables resolvieron captar fondos, supuestamente con la idea de revertir la situación, pero también para aplicarlos en su propio beneficio, recurriendo al ahorro de los espectadores por medio de agresivas campañas en los principales medios de comunicación. Con este objetivo, prosigue el Magistrado, ofrecían a cambio del ahorro unos elevados intereses, mostrando una imagen de prosperidad que no se ajustaba a la realidad.

El GRUPO, indica de la Mata en su escrito, contaba con un sector internacional conformado por un centenar de sociedades extranjeras con domicilio en diferentes paísesalgunos de nula o baja tributación o no cooperantes en el suministro de información– como Belice, Antillas Holandesas, Islas Vírgenes, Panamá, Suiza, Holanda, Estados Unidos, Andorra y Chile. Muchas de estas sociedades eran matrices de las sociedades españolas, y tenían a su vez como socios a otras sociedades domiciliadas en paraísos fiscales, todo ello con el objetivo fundamental de obtener la mayor opacidad para proteger las propiedades inmobiliarias y las marcas comerciales más relevantes del GRUPO NUEVA RUMASA.

Y señala que, previendo el cúmulo de responsabilidades penales y patrimoniales que podrían derivarse de las irregulares prácticas descritas en el Auto (fundamentalmente la absoluta imposibilidad de devolver las cantidades millonarias captadas de los inversores), y ante la posible inminencia de embargos judiciales y de las acciones que eventualmente pudieran ejercer los miles de perjudicados, los investigados Francisco Javier, Álvaro, Pablo, Zoilo, José María y Alfonso RUIZ-MATEOS RIVERO, junto con su padre, idearon y pusieron en práctica diversas estrategias para salvaguardar su  patrimonio, entre ellas conseguir el control mediato de la liquidación de las empresas y participar en su resultado, transmitiéndolas previamente a nuevos propietarios y administradores concertados para la ocasión.



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*