¿Puedo no pagar los intereses asociados a mi tarjeta de crédito?

¿Puedo no pagar los intereses asociados a mi tarjeta de crédito?

0

Somos especialistas en reclamar y recuperar lo que has perdido en tarjetas revolving, comisiones por descubierto, cláusula suelo, gastos hipotecarios y todo tipo de abusos de las entidades financieras.

¿Tienes una tarjeta o un crédito que parece que nunca terminas de pagar? En ese caso, muy probablemente hayas contratado, sin saberlo, un sistema tipo revolving con comisiones e intereses muy por encima de lo que la Justicia permite. Veamos en qué consiste con un ejemplo.

Supongamos que pedimos un préstamo normal por importe de 1.000 euros al 29% a doce meses. Esto nos supondrá un coste en intereses de 290 €, con unas cuotas mensuales de 107,50 € (1.290 entre 12). Y nada más.

Sin embargo, con el revolving no hay plazo para devolver el dinero, es decir, puedes escoger cuánto pagar al mes con un mínimo del 3% de lo que debas. Hasta ahí todo suena muy bien. En nuestro ejemplo, vamos a suponer que escogemos devolverlo en cuotas de 30 € al mes.

Si no estás familiarizado con la mecánica financiera, con el pago de la primera cuota podrías pensar que de los 30 euros, 8,70 (el 29% de 30) irán al pago de intereses y los 21,30 restantes al pago del principal. Nada más lejos de la realidad, pues el interés generado no es de 8,70, sino de 24,17, por lo que sólo habrás descontado 5, 83 euros de tu deuda (aún quedarían por pagar 994,17 €).

Segundo mes: vuelves a pagar 30 €, y crees que debes 957,40, cuando, contabilizando los intereses, todavía debes 988,20 euros, o sea, únicamente has amortizado 11,80 € del principal (con la segunda cuota has disminuido el capital pendiente en 5,97 €)..

Al final, si no incumples con ninguna cuota, tras sucesivas iteraciones, después de casi 6 años, habrás pagado más de 2.000 € por un préstamo de 1.000.

La trampa no acaba aquí

Los cálculos anteriores se han realizado teniendo en cuenta que no incumplimos con ninguna cuota.

Pongamos que en el tercer mes te quedas sin saldo y el recibo es devuelto. En ese caso, habrá que añadir otros 24,03 € de intereses y, si hay comisión por descubierto, otros 30 de comisión (lo habitual es incluirlas por valor de 30 €).

De esta forma ya habríamos excedido el límite de crédito de la tarjeta (que era de 1000 €), puesto que debemos 1.042,23€.

Pero queda “lo mejor”: aunque no haya intereses de demora en el contato, ni incumplamos con más cuotas, no sólo nunca terminaremos de pagar la deuda, sino que ésta ira aumentando.

Por eso, si estás sufriendo algún tipo de abuso bancario como éste, en Yvancos Abogados podemos ayudarte: somos especialistas en reclamar y recuperar lo que hayas perdido en créditos usurarios, comisiones por descubierto, cláusula suelo, gastos hipotecarios y todo tipo de atropellos perpetrados por parte de las entidades financieras.

Contacta con nosotros sin compromiso a través de uno de nuestros formularios, o lamando al 96 120 45 40. Trabajamos en toda España.



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*