Empresas y familias podrán conseguir el perdón de sus deudas en TRES meses

Empresas y familias podrán conseguir el perdón de sus deudas en TRES meses

0

Los concursos de acreedores se acortan de forma ostensible, especialmente para las personas físicas.

Concurso de Acreedores Yvancos Abogados
Concurso de Acreedores. Yvancos Abogados.

Conseguir la condonación de las deudas que no podemos pagar será más sencillo y ágil que nunca, al menos en Barcelona (es de esperar que el criterio se extienda al resto de España).

Así lo ha determinado el Tribunal de lo Mercantil competente en toda la provincia, así como el Juzgado de 1.ª Instancia Nº 50 en dicha localidad, quienes han resuelto un protocolo mucho más dinámico a la hora de reducir drásticamente los plazos de los concursos de acreedores, relativos a particulares, empresarios y avalistas.

¿En qué consiste?

Los concursos se engloban dentro del marco de la Ley de Segunda Oportunidad (la que entró en vigor en el año 2015).

Es conocido que la norma se planteó como una posibilidad para que aquellas personas sepultadas bajo una maraña de deudas pudiesen volver a empezar sus vidas de nuevo (sin el peso de una carga inasumible), con la condición de que hayan obrado de buena fe y no dispongan de ningún patrimonio.

Pues bien, en ese caso, su Señoría puede otorgar la Exoneración del Pasivo Insatisfecho, como una condonación de las deudas, definitiva e inatacable.

Muchas personas desconocen este procedimiento, por lo que animamos a aquéllos que tengan oportunidad de leer el artículo, a difundirlo, para que al menos los afectados tengan una mínima información, y puedan obrar en consecuencia (la mayoría ni siquiera lo intenta por puro desconocimiento).

El concurso se acorta ostensiblemente

Hasta ahora estos procesos eran largos (casi “eternos”, de hasta tres años) y relativamente costosos. En palabras de Raúl García Orejudo –titular del juzgado mercantil N.º 7 de Barcelona–:

Es todo un despropósito: la tramitación de un concurso no debería durar más de un año y, en cambio, se demora mucho porque los deudores vienen sin procurador, rebotados de plataformas de Internet o con abogados que no conocen los procedimientos. Si no hay incidentes judiciales, en dos o tres meses se puede finiquitar el concurso y eso es muy bueno para todos”.

El Magistrado, junto con sus colegas y, especialmente, Juan Manuel Chamorro –titular del juzgado de primera instancia N.º 50 de Barcelona– se han propuesto dar lo mejor de sí mismos –que no es poco– y acortar drásticamente los plazos.

Concretamente, cuando la solicitud del concurso venga planteada por el mediador concursal, esto es, que antes de acudir a la vía judicial el deudor trate de llegar a un acuerdo de pagos con los acreedores, y no haya activos disponibles, el proceso de condonación de las deudas será de tres meses (se eliminan todos los trámites innecesarios, y el auto de declaración del concurso será enviado directamente al BOE para su inmediata publicación).

De acuerdo con el titular del Juzgado N.º 50:

El avance puede ser importante porque nosotros damos prioridad a los concursos y aun así tardamos entre 12 y 15 meses desde la entrada en el juzgado hasta su conclusión”.

PARA MÁS INFORMACIÓN: CONTACTE EN EL 96 120 45 40 ó RELLENANDO SIN COMPROMISO UNO DE NUESTROS FORMUALARIOS. TRABAJAMOS EN TODA ESPAÑA.



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*