Actualización de la Ley Concursal

Modificaciones a la Ley Concursal

0
Siguiendo las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional y de la Unión Europea se han aprobado en lo que llevamos de año dos importantes reformas de la Ley Concursal, introduciendo cambios trascendentes en su régimen, concepción y objetivos, estas reformas persiguen facilitar la continuidad de las empresas evitando, en la medida de lo posible, la destrucción de tejido empresarial y la desaparición de puestos de trabajo que se estaba produciendo como consecuencia de que la mayor parte de los procedimientos concursales se veían abocados a la liquidación.
El Real Decreto-ley 4/2014 de marzo, reformó los acuerdos de refinanciación estableciendo medidas que facilitan la capitalización de créditos y que implican a los acreedores financieros con garantía real y a los préstamos sindicados. Y el Real Decreto-ley 11/2014 de septiembre, extiende este tipo de medidas al procedimiento concursal e introduce importantes novedades como las clases de acreedores, con el fin de vincular al conjunto de los acreedores privilegiados en la solución del concurso, o la previsión de un régimen especial para la transmisión de empresas.

Tras la reforma se considera a los acreedores de derecho público «una clase» pudiendo éstos participar activamente en las distintas soluciones de saneamiento de la empresa en crisis.

Sin embargo, ambos reales decretos mantienen las limitaciones existentes para disponer de los créditos públicos “extramuros del concurso” en el marco de los institutos preconcursales. La transmisión de empresa en el seno del concurso plantea la cuestión de la sucesión universal y si como consecuencia de dicha transmisión el nuevo adquirente habrá de hacer frente a las deudas contraídas anteriormente con la Seguridad Social

 

Son muchas las novedades, incertidumbres y debates abiertos sobre estas modificaciones de la Ley concursal, pero una cosa parece estar clara;  Donde realmente van a tener un mayor alcance las últimas reformas de la legislación concursal es en el saneamiento de las grandes empresas industriales y de servicios.