Anulamos los intereses abusivos de tu entidad financiera

Anulamos los intereses abusivos de tu entidad financiera

0

Gracias a la muy reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 7 de agosto de 2018, los intereses de demora de los bancos no pueden superar en más de dos puntos el interés ordinario del préstamo.

Reclamaciones bancarias Yvancos Abogados
Reclamaciones bancarias Yvancos Abogados

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha confirmado la Doctrina previa del Tribunal Supremo, de 3 de junio de 2016, relativa a la cláusula de intereses de demora.

En virtud de dicha sentencia, el Alto Tribunal establece que un interés de demora que supere en dos puntos al interés remuneratorio — el interés que fijan las Escrituras de préstamo– será nulo.

La cuestión no es baladí, pues esto significa que todos aquellos préstamos hipotecarios firmados con un interés de mora superior (podemos señalar que prácticamente todos los anteriores a 2013* superan con creces dicho límite) llevarían, como mínimo, una cláusula abusiva lo suficientemente trascendente como para anular determinadas ejecuciones, o exigir una indemnización por daños.

Ejemplo

Por ejemplo, una escritura que fije un interés de Euribor más un punto. En este caso, el interés de demora aplicado no podría superar el 2,832% (el Euribor a día de hoy está en –0,168%). 1 – 0,168 + 2 = 2,832.

Por lo tanto, aquellos prestatarios a los que se les haya aplicado en algún momento (especialmente durante la época de crisis económica) un interés de demora abusivo, pueden reclamar todas esas cantidades que la entidad bancaria INDEBIDAMENTE les cobró.

Incluso, como se dijo anteriormente, podemos ir más allá, y pensar en aquellas situaciones de personas en las que el ejecutor hipotecarioel banco— subastó su vivienda, aplicando dentro de los cálculos cantidades en concepto de interés de demora (a veces de entre los 10.000 y 15.000 euros). En este caso se podría abrir la vía de reclamar no sólo la devolución de cantidades, sino de anular la ejecución en un procedimiento posterior ordinario; o, en caso de que la vivienda haya sido vendida a un tercero, exigir una indemnización por daños.

* En esa fecha el Gobierno aprobó una Ley –Ley 1/2013 de 15 de mayo– por la cual se limitaba los intereses de demora a tres veces el interés legal del dinero.

Más información: 96 120 45 40.  Trabajamos en toda España.



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*