Matías Amat espera que le devuelvan el dinero que reintegró de su ´black´

Matías Amat espera que le devuelvan el dinero que reintegró de su ´black´

0
Matías Amat espera que le devuelvan el dinero que reintegró de su ´black´
Matías Amat espera que le devuelvan el dinero que reintegró de su ´black´

Matías Amat, el número dos de Blesa, y una auténtica termita a la hora de utilizar la tarjeta, espera que le devuelvan el dinero que reintegró de su ´black´. Según las declaraciones de Andrés Herzog —representante de UPyD—, durante la comparecencia de Amat en la Audiencia Nacional, éste habría llegado a manifestar ante el Juez: “espero que me devuelvan el dinero”. Recordemos que Amat entregó 42.000 euros de los 431.000 que gastó con su tarjeta ´black´ entre Febrero de 2003 y Noviembre de 2011. No en vano, es el quinto tarjetero que más derrochó.

Cambiando un poco el refrán, si decimos “dime en lo que gastas y te diré quién eres”, Matías Amat es un apasionado del lujo en todos sus aspectos. Veamos algunos ejemplos:

Decoración: 15.000 euros en una sola compra de antigüedades (Arte Sacro).

Moda: en firmas de lujo como Hermès donde figuran al menos dos cargos de 1.508 y 371 euros, o Loewe, donde gastó nada menos que 13.140 euros.

Gastronomía: por ejemplo, en el restaurante Príncipe de Viana se dio un homenaje de 2.801 euros. Buen provecho.

Balnearios: 2.714 euros en balnearios de Cataluña, o 1973 euros en el balneario de La Toja.

Alta joyería: 10.000 euros en Durán, o 1.190 euros en Tiffany.

Viajes: 34.854 euros en agencias como Qatar Airways o El Corte Inglés.

Además de todo lo señalado, el “bueno” de Matías sacó nada menos que 83.450 euros del cajero.

Pero éstos son sólo algunos de los astronómicos gastos que este «humilde» directivo realizó, además de percibir un sueldo superior a los dos millones de euros al año, y una jubilación de 6.160.000 euros aprovechando el ERE de la entidad. Por cierto, se jubiló en 2011 a la edad de 58 años. Todo ello mientras se hundía una caja con más de tres siglos de historia, a la vez que drenaban los ahorros de nuestros mayores a través de acciones y preferentes, exigiendo a los ahorradores unos conocimientos técnicos y financieros que ninguno de los «tarjeteros» declara poseer.

Próximamente hablaremos de los masajes filipinos de Rafael Spottorno, o de los gastos en carteles, pancartas y octavillas de la UGT con cargo a la ´black´ de Rafael Torres Posada.

—————————————————————————–

Accede a toda la información:
Reclamar Acciones de Bankia
Se admite la demanda colectiva del Despacho Yvancos&Abogados por la compra de acciones de Bankia
Se admite la demanda colectiva del Despacho Yvancos&Abogados por la compra de acciones de Bankia


Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*