Ni wifi ni agua: las ocho sombras del 'caso Gowex' un año después del informe Gotham

Ni wifi ni agua: las ocho sombras del ‘caso Gowex’ un año después del informe Gotham

0

Ni wifi ni agua: las ocho sombras del 'caso Gowex' un año después del informe Gotham

Un año después de la caída de Gowex, el caso permanece en las manos del Juez Santiago Pedraz (en la Audiencia Nacional). Así lo recoge El Confidencial en su artículo de hoy «Ni wifi ni agua: las ocho sombras del ‘caso Gowex’ un año después del informe Gotham«.

Quiero rendir un reconocimiento a todas las personas que hacen posible, día a día, que Gowex sea una realidad que se supera constantemente con un único objetivo: cambiar el mundo«. Es un fragmento de la carta —aún visible en la página web de la empresa— con la que el entonces consejero delegado de Gowex, Jenaro García, manifestaba su agradecimiento a los clientes y trabajadores de la compañía y su entusiasmo por el proyecto que tenían entre manos.

Hace justo un año, ese sueño se convirtió en pesadilla. Y el mundo de Gowex y de Jenaro cambió. Para siempre. Un contundente informe de la firma estadounidense Gotham City Research, difundido en la mañana del 1 de julio de 2014 y en el que valoraba las acciones de la empresa tecnológica española a 0 euros, alteró por completo su existencia. Tras varios días de tensión y después de que sus acciones fueran suspendidas de cotización en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), el propio Jenaro confesó el 6 de julio y reconoció que había falseado las cuentas.

Acababa así el camino mesiánico de Jero. Y arrancaba un proceso judicial que, un año después, continúa a la espera de resolución y que, sobre todo, sigue encerrando varias incógnitas de relevancia.

1. ¿Cuándo empezó la estafa?

La confesión de Jenaro se produjo en un hecho relevante remitido al MAB en la madrugada del 5 al 6 de julio. Reconocía que «las cuentas de la Sociedad de, al menos, los últimos cuatro años no reflejan su imagen fiel» y se atribuía «la autoría de esta falsedad». Pero no era verdad. Fuentes consultadas por El Confidencial confirmaron que el agujero alcanzaba «al menos, a los ocho últimos años». Y el propio expresidente de Gowex se desdijo pronto, puesto que días después reconoció ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que es quien lleva el caso, que la falsedad se remontaba a los diez últimos años. Pero puede que no quede ahí la cosa. Hay indicios de que Jenaro ya recurrió a facturas falsas y a prácticas similares desde los tiempos de Iber-x, la empresa a partir de la cual surgió Gowex.

2. ¿Dónde está el resto del dinero?

Pocos días después de estallar el escándalo, Jenaro García admitió tener una cuenta de cinco millones de euros en Luxemburgo. Sin embargo, los indicios apuntan a que no es la única en la que el expresidente de Gowex pudo dirigir dinero. O, al menos, apuntan a que existen otras cuentas que usó para los movimientos de capitales mientras falseaba las cuentas. La pista de la sociedad panameña Tres Caravelas Inversiones, a cuyo frente figura Florencia Maté, es una de las pistas clave en este sentido.

3. ¿Hasta qué punto el actual administrador judicial, Javier Solsona, era consciente de la situación real de Gowex?

En Gowex había una cabeza visible: Jenaro García. Pero ni siquiera él, aun siendo el principio y final de todo, actuó solo. La participación del director financiero, Francisco Martínez Marugán, en la configuración del entramado empresarial y contable fue clave. En el Consejo también estaba la propia mujer de Jenaro, Florencia Maté.

Pero la persona que más interrogantes genera y que más sorpresa causa por la propia evolución de los acontecimientos en el último año es la de Javier Solsona. Encargado del área corporativa y de las relaciones institucionales de Gowex, formaba parte, junto con Jenaro, Francisco y Florencia, del Consejo de la empresa. Imputado en un primer momento, el juez Pedraz le retiró esta condición y le nombró administrador judicial de Gowex, en una decisión que sorprendió -y sigue sorprendiendo- en el seno de la empresa. «Estaba al corriente de todo«, aseguran personas que aún trabajan en la compañía. «Y ahora solo está preocupado por recuperar su dinero. Lo demás le da igual», añaden.

4. ¿Existió verdaderamente un informe de Sepblac en 2010 que fue ignorado por los supervisores bursátiles?

Gowex salió a bolsa en 2010. Por tanto, ese año resulta clave en su trayectoria. Y en torno a ese año gira otro de los puntos negros del caso. Implica, supuestamente, al Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac), a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y al MAB. Fuentes próximas a las investigaciones aseguran que en 2010 el Sepblac remitió un informe a la CNMV en el que advertía de la posibilidad de que Jenaro estuviera incurriendo ya en irregularidad contables y empresariales.

A partir de ahí, y como en otros frentes del escándalo, las versiones discrepan. Unos dicen que la CNMV hizo caso omiso del informe. Otros, que lo remitió al MAB y que este lo devolvió a la CNMV sin darle más importancia. En lo que coinciden las versiones en que ese informe existe, y en que puede resultar clave para aportar luz al caso. Sober todo, porque elevaría el tiro de las responsabilidades. «Implicaría una responsabilidad del Estado, y en ese caso la situación del caso cambiaría notablemente», afirman desde Yvancos & Abogados, que se encarga de la dirección letrada de la acusación popular.

5. ¿Qué sabía verdaderamente Hacienda?

Otro de los puntos inciertos tiene que ver con la actuación de Hacienda. En un primer momento, el Ministerio aseguró que no había investigado las cuentas de Gowex durante años, para luego asegurar que llevaban meses trabajando en un informe porque tenían sospechas acerca de la actividad real de la compañía. La ausencia de una posición clara al respecto pone de relieve que algo falló en Hacienda, aunque solo sea, según fuentes consultadas por El Confidencial, por no ser capaces de descubrir las discrepancias por el IVA en las facturas cruzadas o por no investigar la progresión de la cifra de negocio de Gowex.

6. ¿Cuánto tiempo durará la investigación del caso?

La estafa piramidal perpetrada por Bernard Madoff en EEUU fue destapada en diciembre de 2008. Poco más de seis meses después, el 29 de junio de 2009, fue condenado a 150 años de cárcel. En España, el escándalo Gowex cumple un año sin que ni siquiera estén claros varios de los principales asuntos del caso y sin que se atisbe la celebración del juicio. «Este caso está envuelto en un gran oscurantismo. No podemos prever cómo evolucionará ni a qué ritmo», reconocen desde Yvancos & Abogados.

7. ¿Es viable lo que queda de Gowex?

Fuentes internas de la empresa afirman que se encuentra en una situación cada vez más precaria. Desde hace un año se han sucedido los despidos —en algunos casos, comunicados incluso estando de baja por un problema de salud—, los retrasos en las nóminas, los impagos a proveedores y los cambios en la gestión. Esas mismas fuentes admiten que cada vez hay menos puntos de conexión wifi activos, con lo que la viabilidad de la empresa cada vez se encuentra más en entredicho.

Para intentarlo, la compañía está impulsando un cambio de marca, reemplazando Gowex por WifiActiva, unas de las empresas del universo Gowex. Sin embargo, la sensación desde dentro de la empresa es que los actuales gestores no tienen claro qué proyecto quieren desarrollar. «Para seguir así, mejor que el juez decrete ya la liquidación«, aseguran.

8. ¿Volverá a cotizar?

La cotización de la empresa quedó congelada en el MAB el 3 de julio de 2014 a 7,92 euros. Y ahí sigue. Si, como parece, la viabilidad está comprometida, será complicado que vuelva a cotizar.Gowex. Un año después



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*