Queda prohibido ocultar patrimonio en el Caso Pescanova

Queda prohibido ocultar patrimonio en el Caso Pescanova

0

El plan de pensiones, depósitos y salarios de un encausado quedan bloqueados ante la sospecha de haberlos ocultado.

Poco a poco vamos acercándonos al juicio oral de Pescanova en la Audiencia Nacional.

Antonio T. M., ahora jubilado, fue director del área financiera de la empresa y uno de los presuntos responsables en la quiebra. En su día se le añadió solidariamente a la fianza civil de 158,5 millones de euros para cubrir estas responsabilidades. Presentó una relación de bienes a su nombre con varias fincas, un coche y cuentas bancarias. Pero el juzgado emprendió una “averiguación patrimonial” y, según parece, tenía más en su haber.

“El órgano centralizado de prevención de blanqueo de capitales tiene constancia de que el 12 de abril de 2013” – día del inicio de la investigación del Caso Pescanova – “disolvió su régimen matrimonial de gananciales”.

Con esta información, indiciariamente atribuida al investigado, se ha acordado la prórroga sobre el embargo de sus bienes. Porque estos bienes ya estaban bloqueados desde 2013. Pero también el embargo sobre otros que no estaban incluidos.

Hay un plan de pensiones, acciones de Pescanova, depósitos, cajas de seguridad, cualquier producto que tenga, sea o no financiero. Hace referencia a “sueldos, salarios, pensiones o retribuciones”, tanto de Pescanova, como del Instituto Social de la Marina o Allianz. Incluye en el paquete una veintena de fincas catastrales. La justicia incluso requiere ayuda de las entidades financieras. Les pide que le informen sobre cualquier otro producto financiero a nombre de Táboas “a los solos efectos de la posible ampliación del embargo”.

Se están llevando a cabo todas las diligencias posibles para que los afectados de Pescanova recuperen su dinero. Este despacho lleva la acusación particular.



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*