Valoración de Empresas: Descuento de Flujos de Caja

Valoración de Empresas: Descuento de Flujos de Caja

0
Valoración de Empresas: Descuento de Flujos de Caja
Valoración de Empresas: Descuento de Flujos de Caja

A la hora de realizar la valoración de una empresa podemos utilizar, entre otros, el método del Descuento de Flujos de Caja –Discounted Cash-Flows en inglés–. Este método está basado en interpretar el valor de una empresa como la suma de los Flujos de Caja Libres futuros valorados en el momento actual.

Los Flujos de Caja Libres representan el dinero que la empresa genera como consecuencia del normal desarrollo de su actividad, una vez se han satisfecho los pagos a los acreedores no financieros y las necesidades de inversión en activos fijos. En suma, se trata del dinero que quedaría disponible para retribuir a los accionistas y pagar a los acreedores –financieros–.

Este método requiere hacer proyecciones sobre el comportamiento que tendrán en el futuro la cuenta de pérdidas y ganancias, así como las distintas partidas del balance de situación. Todo ello con el propósito de estimar los Flujos de Caja Libres que generará la compañía en los próximos años.

Por su parte, las proyecciones han de estar basadas en los datos contables y financieros –históricos– de la empresa, y en un análisis pormenorizado del sector y del  momento actual (y futuro) del mercado y su sector. También habrán de tenerse muy en cuenta, necesariamente, las acciones que la compañía tenga planificado realizar en el medio plazo, y cuál va a ser el comportamiento de la competencia. Esto nos permitirá obtener datos realistas tanto de su facturación como de su margen de beneficio, teniendo presente, entre otros, sus condiciones de financiación, sus cobros, sus pagos, o la situación laboral de los trabajadores.

Todos estos elementos permitirán construir unos Los Flujos de Caja Libres adecuados a la realidad de la empresa analizada.

Normalmente las proyecciones serán, en media, de cinco años a lo sumo y, en ningún caso, superiores a los diez.  Para momentos posteriores, hay que calcular el valor de los Flujos de Caja Libres generados a partir del último año en adelante. Es lo que se conoce como valor residual o terminal.

A continuación deberemos sumar el valor actualizado de los Flujos de Caja Libres generados por la compañía durante el periodo proyectado al Valor residual (también actualizado), por lo que deberemos descontar en ambos el Coste Medio Ponderado del Capital –Weighted Average Cost Of Capital o WACC–. Así alcanzaremos una primera aproximación del valor de la empresa.

Finalmente, debemos hallar el Valor de los Fondos Propios de la Empresa. Para ello hay que restar al Valor de Empresa el importe de la Deuda Neta (Deuda Financiera – Efectivo y Otros Activos Líquidos Equivalentes) en el momento de la transacción. Esto es capital porque, si no restásemos al Valor de Empresa la Deuda Neta, el comprador tendría que pagar dos veces su deuda: una a los accionistas y otra a los acreedores.

Asimismo, la tesorería disponible en la empresa en el momento de su adquisición también ha de ser tenida en consideracion, dado que podemos utilizarla para pagar parte de la deuda.

Aspectos positivos
  • Nos proporciona un valor que apenas se ve alterado por las condiciones de los mercados de valores.
  • Es preciso, porque permite considerar individualmente las características del negocio a valorar.
¿Qué es el Coste Medio Ponderado del Capital?

El Coste Medio Ponderado del Capital representa lo que le cuesta a la empresa financiarse. Es la suma del coste de la deuda financiera y los fondos propios.
————————————————–

Accede a toda la información:
Compraventa de Empresas
En el despacho YVANCOS & ABOGADOS somos especialistas en derecho empresarial y podemos asesorarle en la gestión y compraventa de empresas y/o negocios. En el despacho YVANCOS & ABOGADOS somos especialistas en derecho empresarial y podemos asesorarle en la gestión y compraventa de empresas y/o negocios.