Demandamos a Siemens por imponer Cláusula de Permanencia en sus contratos de centralita

Demandamos a Siemens por imponer Cláusula de Permanencia en sus contratos de centralita

0

La compañía demandada incluye una cláusula de permanencia sorpresiva en sus dispositivos de Centralita.

centralita siemensNo sólo los bancos incluyen cláusulas abusivas en sus contratos, sino que esta mala praxis se extiende a otros ámbitos, como en el caso que nos ocupa.

En esta ocasión los mandantes suscribieron un contrato mercantil de arrendamiento –o renting– por el cual se cedía el uso de un dispositivo destinado a centralita, otorgada por SIEMENS RENTING, S.A.

Sin embargo la compañía, a pesar de no haber negociado cláusula de permanencia alguna, ni la cesión de uso del mencionado dispositivo, la introdujo de forma sorpresiva, junto al pago mensual de una cuota por su uso.

La cláusula discutida evidencia falta de reciprocidad, desequilibrio flagrante y engaño efectuado por la propia compañía, pues carga a una de las partes contratantes –en este caso la parte más débil– con todas las servidumbres que le fueron impuestas.

Empresa vs empresa

A pesar de tratarse de un contrato mercantil, efectuado entre sociedades, y por tanto no sujeto a la legislación de protección de los consumidores y usuarios, sí procede la reclamación de nulidad por tratarse de una estipulación no negociada.

Para ello contamos con el amparo del Tribunal Supremo quien, en sentencia de 1 de octubre de 2012, establece que el concepto de cláusula contractual abusiva puede darse tanto en cláusulas predispuestas para un contrato particular –al que el consumidor se limita a adherirse–, como en condiciones generales de la contratación (siempre que no haya existido negociación individual).

Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre Condiciones Generales de la Contratación

A mayor abundamiento, la Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre Condiciones Generales de la Contratación, en su artículo 8, establece la nulidad de “las condiciones generales que contradigan en perjuicio del adherente lo dispuesto en esta Ley o en cualquier otra norma imperativa o prohibitiva, salvo que en ellas se establezca un efecto distinto para el caso de contravención”, que en vista de lo estipulado en su artículo 5 de la misma Ley, de acuerdo con la cual “la redacción de las cláusulas generales deberá ajustarse a los criterios de transparencia, claridad, concreción y sencillez”, debemos concluir su nulidad precisamente por su falta de transparencia.

CUANTÍA

La cuantía en este caso se fija en 3.416, 21 €, más las mensualidades satisfechas hasta que se dicte sentencia, y las cantidades que en concepto de INTERESES LEGALES se devengan desde la fecha de su pago.

Para más información contacte sin compromiso en el 96 120 45 40 o rellenando uno de nuestros formularios.

TRABAJAMOS EN TODA ESPAÑA.



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*